En la La Serena, la iluminación de la araucaria ubicada en la Colina El Pino fue, por muchos años, un símbolo de la Navidad. Luego de un largo período sin poder disfrutar de su ornamentación, el 2018 marca el regreso oficial del árbol de Navidad de la Colina El Pino. El Observatorio Las Campanas, dueño del terreno donde se emplaza el árbol, se comprometió a iluminar la navidad sin contaminar y ha devuelto esta tradición a los habitantes de la ciudad, pero respetando la normativa establecida en el Decreto Supremo 43, que comenzará a regir a partir de mayo del 2019.

Según estudios realizados desde 2014 por la NASA y la NOAA de Estados Unidos, las luces de las festividades hacen que el brillo nocturno de las ciudades y suburbios aumente considerablemente en comparación al resto del año (20-50% más para los suburbios y 20-30% más para las ciudades). Actualmente no tenemos esta información para Chile, pero lo más probable es que la intensidad del fenómeno sea similar.
Como observatorio astronómico, el Observatorio Las Campanas  esá comprometido con el cumplimiento de la norma y ha querido ser un ejemplo al alumbrar su árbol de Navidad de forma correcta, adoptando las siguientes medidas:

– Para la iluminación hemos escogido evitar focos potentes y hemos decidido iluminar con mangueras LED. Su flujo luminoso de 800 lúmenes por metro lineal es significativamente inferior al máximo indicado en la norma.

– La iluminación se limitará a la época de fiestas de fin de año

– Los LEDs escogidos son todos en color rojo. Nuestra recomendación para iluminación en festividades incluyen privilegiar los colores cálidos (ámbar, rojo) por sobre los fríos (blanco, azul), ya que la luz azul se propaga a mayor distancia en la atmósfera,causando mayor daño medioambiental.

– La iluminación nocturna se limitará a los horarios en que el público puede apreciarla. Hemos programado la iluminación del árbol para encenderse a las 9PM y apagarse a las 12 de la noche, privilegiando el horario nocturno en que exista mayor tránsito de personas. Esto también evita que las personas reciban contaminación lumínica en sus hogares durante sus horas de sueño.

Esta iniciativa ha sido muy bien recibida por la comunidad. Felicitamos al Observatorio las Campanas y esperamos que este ejemplo de buena iluminación ayude a generar conciencia sobre el problema que representa la contaminación lumínica. El mensaje final es que esta norma no pretende no iluminar nuestras ciudades, sino iluminar de una manera amigable y respetuosa con el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *