Además de la inolvidable experiencia que representó haber podido presenciar directamente el eclipse solar total 2019, también fue un evento que nos permitió compartir actividades científicas y educativas, monitorizar la contaminación lumínica en nuestros cielos y de regalo recibimos un fotómetro TESS del proyecto europeo Stars4all.

Lo que nos dejó el eclipse solar 2019 Con el fin de medir los efectos del eclipse del pasado 2 de Julio el Observatorio Interamericano Cerro Tololo (CTIO), abrió un concurso para que investigadores de todo el mundo pudieran postular a realizar observaciones del evento; seleccionando los proyectos con mayor originalidad científica, viabilidad técnica, y que tuvieran un mayor impacto de los resultados de su investigación(https://www.eclipsesolar2019.cl/investigacion/).

Uno de estos equipos fue el grupo de investigadores liderado por el Dr. Miquel Serra-Ricart investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), situado en las Islas Canarias en España. El Dr. Miquel Serra-Ricart es además administrador del Observatorio del Teide, responsable dentro del IAC del proyecto STARS4ALL; y en 1998 fundó la asociación SHELIOS con la que transmite online grandes espectáculos celestes a través del portal Sky-Live (http://www.sky-live.tv/)

En esta ocasión su equipo realizó la transmisión del Eclipse del 2 de Julio, contando con las mejores condiciones de visión y técnicas disponibles gracias al soporte del Observatorio Cerro Tololo.

El video (http://www.sky-live.tv/retransmisiones/eclipse-total-sol-2019) fue transmitido en tiempo real a través de YouTube y Facebook, siendo visto internacionalmente por casi un millón de personas en la red.

El proyecto Stars4all (https://stars4all.eu), es un proyecto europeo de monitorización de la contaminación lumínica que pretende determinar los niveles de contaminación globales y entender todos sus impactos.

Fotómetro Tess de Stars4All

En el marco de esta visita de investigación, el Dr. Miquel Serra-Ricart junto con otros investigadores del IAC se reunieron con el director de nuestra oficina Pedro Sanhueza, informándose de los distintos avances en la legislación para la protección del cielo del norte de Chile y compartiendo las nuevas tecnologías que se están aplicando para estos efectos.

Además, los investigadores del IAC donaron a la OPCC y a diversas instituciones educacionales situadas en diferentes regiones de Chile, fotómetros TESS (https://tess.stars4all.eu/), construidos en el proyecto STARS4ALL para monitorizar de forma continua la contaminación lumínica de nuestros cielos.

Gracias a esta colaboración internacional contamos con nuevos instrumentos de observación que nos permitirán establecer un panorama más preciso de los avances en la aplicación de la norma, y hacer un seguimiento de la calidad de los cielos del norte de Chile.

El proyecto de observación del Dr. Miquel Serra-Ricart incluyó además diversas actividades de divulgación en colegios y centros de la región, realizando varias charlas sobre la ciencia tras los eclipses en el Colegio de La Herradura de Coquimbo, en el Colegio Nuestra Señora de Andacollo de La Serena, y en el Centro de Estudios Avanzados de Zonas Áridas (CEAZA) (que puede verse en el siguiente link:
https://www.facebook.com/centrocientificoceaza/videos/965899893802257/).

Lo que nos dejó el eclipse solar del 2019 fue una experiencia enriquecedora en todo sentido, y quedamos muy agradecidos por el apoyo recibido de parte del Dr. Miquel Serra-Ricart, su equipo, y el proyecto STARS4ALL.

Agradecemos  la colaboración del Doctor en Ingeniería Eléctrica Miguel Martinez, en la redacción de este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *